Manganeso

¿Qué es el Manganeso?

El Manganeso es un elemento químico metálico quebradizo de color blanco grisáceo, parecido al fierro pero más rígido.

Símbolo del Manganeso

El Manganeso en el Agua

Su concentración en el agua por lo general es inferior a la del fierro. En promedio la concentración encontrada en aguas de pozo es de aproximadamente 0.06 mg/l. Aunque es posible encontrar valores mayores a mg/l dependiendo de las condiciones del agua, por ejemplo, si el agua contiene bacterias activas o condiciones reductivas. Su presencia suele estar asociada al hierro o fierro.

Las concentraciones en el agua dulce varían de entre 0.0001 y 0.2 mg/l, aunque se han reportado concentraciones de hasta 10 mg/l en aguas subterráneas ácidas y niveles aún más altos en aguas aerobias, usualmente asociados a contaminación industrial.

Efectos en la Salud

El manganeso es un elemento esencial para el ser humano y otros animales, esta presente de manera natural en muchos alimentos. El manganeso es esencial para la salud ósea, incluido el desarrollo y mantenimiento de los huesos. Combinada con los nutrientes calcio, zinc y cobre, el manganeso es compatible con la densidad mineral ósea. Esto es particularmente importante en adultos mayores.

El manganeso no presenta riesgos para la salud en las concentraciones en las que se encuentra en el agua de pozo, municipal o subterránea, pero se ha descubierto que beber agua con altos niveles de manganeso puede dañar el desarrollo del cerebro en bebés y niños pequeños, afectando la memoria, atención o problemas motores. El manganeso se absorbe más fácilmente en el cuerpo a través del agua potable.

El principal problema es que puede apórtale al agua algo de turbiedad así como modificar su sabor, además, el problema más común se presenta cuando la ropa tiene contacto con un agua con valores de manganeso mayor a 0.15 mg/l, ya que puede generar machas de color marrón en la ropa.

¿Cómo se remueve del agua?

Es posible utilizar los siguientes procesos para retener el manganeso disuelto en el agua:

  • Oxidación (Aireación y cloración)
  • Catalizadores de dióxido de manganeso en presencia de un oxidante y filtración.
  • Ajuste de pH.
  • Floculación – Coagulación.

Necesitas más información, escríbenos.

Los campos marcados con un * son obligatorios.