Servicio de desinfección de carbón activado y equipos de tratamiento de agua.

Todo carbón activado que se aplica en potabilización de agua, tarde o temprano se convierte en una fuente de proliferación bacteriana (debido a la materia orgánica que va reteniendo). Entonces se hace necesario desinfectar el carbón, tarea que no es sencilla puesto que el carbón descompone los agentes oxidables que se usan para este fin (cloro, ozono, peróxido de hidrogeno, etc.) Nuestra empresa ofrece el servicio, la asesoría y el producto adecuado para sanitización.

El carbón activado granular es un medio muy propicio para el desarrollo bacteriano. Por un lado, atrapa moléculas orgánicas, muchas de las cuales son biodegradables, y por lo tanto constituyen el alimento de estos organismos. Por otro lado, tiene una  superficie rugosa que permite a las bacterias una buena fijación, evitando que sean arrastradas con facilidad por el agua. Y finalmente, el carbón destruye al cloro libre, de tal forma que este desinfectante no llega a todos los sitios en los que se encuentran microbios fijados.

La actividad biológica en el CAG es ventajosa en el sentido de que al degradar la materia orgánica, quedan libres los sitios que ésta ocupaba, restituyendo así la capacidad del carbón para retener otros contaminantes. Sin embargo, como se ha mencionado anteriormente, la rápida velocidad de reproducción de las bacterias, va generando un exceso de biomasa, la cual obstruye la cama, y se desprende hacia el agua. Por lo tanto, un agua clorada -libre de bacterias- que entra a un adsorbedor, puede salir no solo declorada sino cargada con estos microorganismos.

La desinfección del carbón consiste en destruir los microorganismos que en él se encuentran, con la mayor eficacia posible. Aún en caso de que se logre la eliminación total de ellos, la cama volverá a infectarse tarde o temprano. En el caso de que el agua llegue clorada al adsorbedor, saldrá declorada del mismo, y por lo tanto sin una protección desinfectante. Entonces, las bacterias pueden volver a contaminar al carbón, ingresando por la parte baja del adsorbedor o por la tubería de descarga. Basta que exista una fuga o gotera en la base del tanque o en alguna de sus conexiones, o que se contamine una toma de muestreo -lo cual no es difícil-, o  la misma descarga de agua hacia un punto en el que entre en contacto con el medio ambiente.

Desinfección de plantas de tratamiento de agua, filtros y medios granulares.

Las bacterias están en todas partes, en una planta de purificación de agua que no tiene un mantenimiento y desinfección frecuente, esas bacterias pueden llegar al agua tratada. Muchas de estas cepas no aparecen en las pruebas de laboratorio porque no están asociadas con problemas de salud. Sin embargo, pueden causar problemas en el funcionamiento de su planta de tratamiento de agua. Esto puede reducir la vida útil de su sistema de purificación. Lo peor: cuando no cambia y desinfecta sus filtros de agua, permite que crezcan bacterias tanto en las estapas de tratamiento, como en las tuberías. Lo puede notar por que se genera una textura espesa, parecida a la de las medusas, y aunque es inofensiva puede provocar un olor o sabor desagradable.
Carbotecnia ofrece el servicio de desinfección tanto de carbón activado como de los sistemas y medios filtrantes granulares en el sitio mediante un desinfección química.

Solicita información o cotización: