Déjenos su consulta
Skip to main content
search
0

Productos a cotizar

Cerrar ventana

Auditoría para optimizar una ósmosis inversa industrial en uso

En esta industria, la optimización de los sistemas de ósmosis inversa (OI) es una necesidad. Un sistema industrial de ósmosis inversa es económico si se maneja y mantiene adecuadamente. Comprender los parámetros clave de rendimiento de un sistema de ósmosis inversa industrial puede ayudarle a tomar decisiones que le ayuden a sacar el máximo partido a su inversión.

Primeros pasos

Antes de entrar en materia, es importante tomar algunas medidas preliminares.

En primer lugar, deberá comprobar el sistema de ósmosis inversa y determinar si funciona correctamente. Compruebe que no hay daños ni otros problemas que se hayan producido con el paso del tiempo, especialmente en lo que respecta al caudal, la pérdida de presión y el consumo de energía. También debe asegurarse de que nada ha sufrido daños por los productos químicos de limpieza utilizados por la empresa (o si están funcionando). Si hay algún signo de desgaste o rotura en estos sistemas -o si no se están manteniendo adecuadamente-, recomendamos sustituirlos inmediatamente antes de seguir adelante con un proceso de auditoría.

El siguiente paso es: Pruebas de conductividad y cantidad de rechazo de agua. Un sistema RODI suele tener algún tipo de medidor de conductividad, que mide la eficacia de la filtración de los iones del agua salada a medida que el agua pasa por las membranas durante los procesos de filtración (como las OI). La flujo de rechazo de agua concentrada, se refiere exactamente a la cantidad de su concentrado inicial que se elimina durante cada ciclo de tratamiento; lo ideal es que ambas cifras sean lo suficientemente altas como para que su producto final tenga muy poco contenido salino después del tratamiento (lo que reducirá las tasas de corrosión, entre otras cosas). Por último, pero no menos importante… ¿con qué frecuencia hay que limpiar las membranas? No hay ninguna regla fija en este sentido, ya que cada operador de planta puede utilizar diferentes tipos de productos químicos para la limpieza de su equipo, pero en términos generales sugerimos que se compruebe cada seis meses como mínimo, así que controle estas estadísticas con regularidad.

Paso 2: Pérdida de presión

La diferencia de presión entre el agua de alimentación y el efluente se llama caída de presión. Es una función del caudal, el área de la membrana y la calidad del agua de alimentación.

Paso 3: Consumo de energía

Ahora que sabe lo que es, hablemos de cómo ahorrar dinero.

El primer paso para optimizar su sistema de ósmosis inversa es determinar su consumo de energía. Esto se puede hacer utilizando una sencilla fórmula:

Consumo energético = Caudal de agua x Presión x Superficie de la membrana / 1000 (kWh/m3)

Por ejemplo, si tenemos un sistema de ósmosis inversa con un caudal de agua de 2000 litros por hora, una presión de 15 bares y una superficie de membrana de 100 m2/h, nuestro consumo energético sería

Consumo de energía = 2000 L/h x 15 bar x 100 m2/h / 1000 (kWh/m3) = 3 kWh / m3

Paso 4: Conductividad y cantidad de rechazo del sistema de ósmosis inversa

La conductividad y el flujo de rechazo de concentrado del agua de alimentación son dos indicadores importantes de la calidad del agua. Cuanto mayor sea la conductividad y el índice de rechazo de sal, mejor.

Paso 5: Intervalos de limpieza de las membranas de ósmosis inversa.

Este es un paso importante, así que manténgase concentrado.

  • Recomendamos limpiar la membrana de ósmosis inversa al menos cada seis meses, pero no más de una vez al año. Si no limpia su sistema de forma regular y adecuada, podría experimentar fugas, bajos caudales y otros problemas que podrían conducir a una reducción de la eficiencia y a un aumento de los costes de funcionamiento.
  • Puede utilizar un limpiador químico o realizar el proceso de limpieza manualmente con agua dulce (no utilice agua salada). Este paso debería llevarle unos 30 minutos al día durante cinco días seguidos, pero sólo después de drenar previamente 50 galones de agua de su sistema. Así que si tiene un sistema de ósmosis inversa de 300 galones, drene primero la mitad antes de comenzar este paso el lunes por la mañana.
  • No lo olvide: utilizar los productos limpiadores antiincrustante o de película biológica, es importante disolver cualquier acumulación en la superficie de la membrana antes de pasar al paso 6.

Conclusión: Un sistema industrial de ósmosis inversa es económico si se maneja y mantiene adecuadamente.

La clave de un sistema industrial de ósmosis inversa es la gestión y el mantenimiento adecuados. La limpieza periódica, el cambio de filtros y las pruebas son cruciales para garantizar que el sistema siga funcionando eficazmente.

Es importante que los ingenieros que trabajan con sistemas industriales de ósmosis inversa entiendan cómo funcionan para poder supervisarlos adecuadamente.

Si tiene alguna pregunta sobre este artículo o necesita ayuda con cualquiera de sus otros proyectos de ingeniería, póngase en contacto con nosotros hoy mismo.

Un sistema de ósmosis inversa industrial está optimizado y opera correctamente, si se maneja y mantiene adecuadamente.

Si necesita asesoría para una revisión de su ósmosis inversa, póngase en contacto con nosotros:

Close Menu
Llamar