Aluminio

¿Qué es el aluminio?

Es un elemento de color plateado, muy ligero y de fácil manejo, además de ser muy resistente a la corrosión, bajo grado de toxicidad y es un buen conductor termal. Su símbolo es Al, tiene un peso atómico de 26.98 g/mol, es el número 13 en la tabla periódica y es parte del grupo IIIA. Es el metal más abundante en el planeta, naturalmente se encuentra en combinación con óxidos y silicatos.

El aluminio es aleado con pequeñas cantidades de cobre, magnesio, silicona, manganeso y otros elementos para mejorar su fuerza y utilidad, principalmente en la producción de materiales de construcción. Este elemento es ampliamente utilizado en la fabricación de productos, así como también, como estructura de los equipos que realizan operaciones en algún proceso industrial. Algunos ejemplos de uso son: puertas, ventanas, envases para alimentos, utensilios de cocina, cerraduras entre otros (1); y equipos como tanques, torres de destilación, hornos, molinos, calderas, etc.

El aluminio tiene la curiosa característica de siempre permanecer oxidado, esto debido a que es altamente reactivo con el oxigeno. Sobre su superficie se forma una microcapa, conformada de óxido de aluminio (alúmina, Al2O3), es de color plateado (por ello no se nota la oxidación como con el hierro o el cobre), y le brinda propiedades que lo hacen resistente ante la corrosión y diferentes químicos (excepto ácidos y bases fuertes). Habitualmente, se le implementa un proceso de anodizado para hacerlo aún más resistente, razón por la que el aluminio es ampliamente usado en materiales de fabricación de equipos, herramientas, aparatos electrónicos, etc.

Efectos en la Salud

Este elemento se considera como no tóxico, ya que las normas mexicanas consideran un límite permisible de aluminio de hasta 20 mg/L en el agua potable (2). No hay suficiente información acerca de si el aluminio afecta considerablemente a la salud humana, porque a pesar de que el cuerpo humano se encuentra siempre expuesto a este elemento debido a su abundancia en el medio ambiente, no hay relación alguna con efectos nocivos a la salud.

Se puede encontrar aluminio en muy bajas cantidades en el agua que tomamos y en alimentos, pero no se tiene un alcance por parte del metal para afectar a nuestro organismo. Cuando se considera al aluminio como un riesgo a la salud, es cuando se tiene una alta exposición con él.

Grandes cantidades de aluminio administradas de manera oral pueden provocar irritación en el tracto gastrointestinal y derivarse en otros problemas de salud, esto como resultado de una alta ingestión de medicamentos que contienen aluminio como parte de la formulación.

Otro caso, es de las personas que se pueden encontrar expuestas a aluminio en polvo (por ejemplo en procesos industriales), y pueden llegar a tener problemas severos en el sistema respiratorio. Los problemas de salud causados por el aluminio, son entonces por un contacto excesivo, ya sea por ingesta (principalmente medicamentos que contienen aluminio) o por una alta exposición a él.

Se han realizado estudios acerca de una posible relación del aluminio con la enfermedad de Alzheimer, no obstante, hay otros estudios que contradicen esto, reportando que no hay suficiente evidencia para confirmar esta relación (3).

Tratamiento de agua con plata

Primero se debe comprender cómo se comporta el aluminio en el agua. En las plantas de tratamiento de agua, es común el uso de sales de sulfato de aluminio como coagulante para una mejor filtración. Estas sales son económicas y ampliamente utilizadas. No solo se aplica el aluminio en las plantas de tratamiento de agua, también se encuentra en un amplio campo de aplicación, como lo es la industria del acero, alimentaria, farmacéutica, cosmética, etc

El intercambio iónico y la desmineralización son algunos métodos potenciales para remover aluminio del agua. En las plantas de tratamiento (como ya se mencionó), normalmente se agrega sulfato de aluminio al agua durante el proceso de coagulación, eso significa que hay mayores concentraciones del elemento en el agua tratada que en el agua cruda. Cuando los niveles de aluminio están por encima de 0.1 mg/L en los sistemas de distribución, puede resultar una decoloración. Esta decoloración también es una indicación de problemas de tratamiento del líquido (falta de control de pH, mala coagulación y rupturas en la filtración) (4).

La ósmosis inversa también es un método para la eliminación del aluminio del agua, esto cuando los valores de aluminio están por debajo de 0.05 mg/L. Este método se ha vuelto mucho más competitivo por el costo de operación.

Referencias

  1. Equipo Editorial. Aluminio ¿Para qué sirve el elementro químico Al? IQuímicas. [En línea] 2018. [Citado el: 16 de Enero de 2020.] https://iquimicas.com/aluminio-sirve-elemento-quimico-al/.
  2. MODIFICACION A LA NORMA OFICIAL MEXICANA NOM-127-SSA1-1994, SALUD AMBIENTAL. AGUA PARA USO Y CONSUMO HUMANO. LIMITES PERMISIBLES DE CALIDAD Y TRATAMIENTOS A QUE DEBE SOMETERSE EL AGUA PARA SU POTABILIZACION. Diario Oficial de la Federación, Comité Consultivo Nacional de Normalización de Regulación y Fomento Sanitario. 2000.
  3. REVISIÓN DE LOS ESTUDIOS SOBRE EXPOSICIÓN AL ALUMINIO Y ENFERMEDAD DE ALZHEIMER. Suay, Loreto y Ballester, Ferran. 6, Valencia : Revista Española de Salud Pública, 2002, Vol. 76. 1135-5727.
  4. DeZuane, John. Handbook of Drinking Water Quality. Canadá : John Wiley & Sons, Inc., 1997. 0-471-28789-X.

Última actualización 14/02/2020.

Comparte:

Algunos productos que te pueden interesar

Necesitas más información, escríbenos.

Los campos marcados con un * son obligatorios.