Coronavirus en el agua potable y aguas residuales.

El Coronavirus se contagia a través del contacto con otras personas. El virus COVID-19 no se ha detectado en las plantas de agua potable. Según la evidencia actual (20 de Marzo de 2020), el riesgo de contaminación en el suministro de agua potable es bajo. Por lo que no hay riesgo de utilizar el agua como hasta ahora lo hemos hecho.

El coronavirus, COVID-19, “no es robusto”, es menos estable en el medio ambiente y por lo que es muy susceptible a los oxidantes, como el cloro u ozono, o lo métodos de desinfección que utilizamos.

La Organización Mundial de la Salud OMS dijo que no hay evidencia sobre la supervivencia del virus COVID-19 en el agua potable o en las aguas residuales, y agregó que las dos rutas principales de transmisión son respiratorias o de contacto.

 

¿Es seguro beber agua?

La EPA recomienda continúen usando y bebiendo agua como de costumbre. Pero para México es primordial hacerlo con un tratamiento bacteriológico, no por Coronavirus, sino por los demás contaminantes de agua de red municipal.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado que “la presencia del virus COVID-19 no se ha detectado en los suministros de agua potable y, según la evidencia actual, el riesgo para los suministros de agua es bajo”. Además, según los CDC (Centers for Disease Control and Prevention), se cree que COVID-19 se propaga principalmente entre personas que están en contacto cercano entre sí. Las regulaciones de la EPA sobre el agua potable requieren tratamiento en los sistemas públicos de agua potable, para eliminar o eliminar los patógenos, incluidos los virus.

 

Resumen técnico de La Organización Mundial de la Salud. Agua, saneamiento, higiene y gestión de residuos para el virus COVID-19. Marzo 2020.
Sitio web: https://www.who.int/publications-detail/water-sanitation-hygiene-and-waste-management-for-covid-19. Número de referencia:WHO/2019-NcOV/

 

¿Necesito hervir mi agua potable para potabilizarla?

No es necesario hervir el agua como medida de precaución contra COVID-19.

 

¿Es seguro usar el agua de la llave para lavarse las manos?

La EPA menciona que podemos seguir usando el agua potable para nuestro aseo personal como hasta ahora lo hacemos. Según La CDC, lavarse las manos a menudo con agua y jabón durante al menos 20 segundos ayuda a prevenir la propagación de COVID-19.

Los tratamientos que los sistemas municipales de agua potable pueden incluir: filtración y desinfectantes como el cloro que eliminan los patógenos antes de que lleguen al grifo.

Si usted tiene suministro de pozos privados, puede considerar tratamiento por cloración o sistemas de desinfección por ozono o luz ultravioleta, eliminan las bacterias, los virus y otros patógenos.

 

¿Puedo contraer COVID-19 de aguas residuales?

La OMS ha indicado que “no hay evidencia hasta la fecha de que el virus COVID-19 se haya transmitido a través de sistemas de alcantarillado, con o sin tratamiento de aguas residuales”.

 

¿Las plantas de tratamiento de aguas residuales tratan COVID-19?

Sí, las plantas de tratamiento de aguas residuales tratan virus y otros patógenos. El COVID-19 es un tipo de virus que es particularmente susceptible a la desinfección convencional. Se espera que los procesos estándar de tratamiento y desinfección en las plantas de tratamiento de aguas residuales sean efectivos.

 

¿Mi sistema séptico podría tratar el COVID-19?

Si bien los sistemas privados de aguas residuales (es decir, fosas sépticas con tratamiento) no desinfectan totalmente, la EPA espera que un sistema séptico de aguas residuales operado adecuadamente no propague el COVID-19 de la misma manera que otros virus que usualmente se encuentran en las aguas residuales. Además, cuando se instala correctamente, un sistema séptico está ubicado a una distancia y ubicación diseñada para evitar impactar un pozo que suministra agua potable.

No se recomiendan protecciones específicas de COVID-19 para los empleados involucrados en las operaciones de plantas de aguas residuales, dijo la Federación de Medio Ambiente del Agua (WEF). Los trabajadores deben seguir prácticas de rutina para evitar la exposición a las aguas residuales.

 

Transmisión por heces fecales

La Federación (WEF) menciona que COVID-19 puede transmitirse a través de la ruta fecal-oral. El virus ARN se detectó en las heces de los pacientes después de que los científicos notaron que algunos pacientes infectados con el virus COVID-19 experimentaron diarrea en las primeras etapas de la infección en lugar de fiebre, siendo esta última más común.

 

La CDC mencionó que “desconoce el riesgo de transmisión de COVID-19 de las heces de una persona infectada”.Sin embargo, agregó, se espera que el riesgo sea bajo según los datos de brotes previos de coronavirus relacionados, como el SARS y el síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS). Hasta la fecha, no ha habido informes de transmisión fecal-oral de COVID-19, agregaron los CDC.

 

 

Fuentes:
Organización Mundial de la Salud
EPA United States Environmental Protection Agency

Llamar
Chat en línea