Skip to main content

Centro de aprendizaje

¿El agua baja en sales causa daños a la salud?

Índice del contenido

La creencia de que el agua baja en sales es dañina.

Sobra aclarar que este documento no es un reporte que haya pasado por la criba del rigor científico. No obstante, es el resultado de una honesta búsqueda por dar respuesta a la pregunta que lo titula. 

Nos hemos basado en la posibilidad que todos tenemos de seguir un pensamiento analítico, razonable, que considere los avances del conocimiento y las evidencias a las que tenemos acceso. A final de cuentas, esto es el pensamiento científico.

La búsqueda nos tomó muchos años debido a las diversidad de posturas respecto al tema.

¿Qué diferencia hay entre las sales disueltas y los minerales disueltos en el agua potable?

Ambos términos son sinónimos. Se trata de compuestos inorgánicos. La mayoría de ellos se disocian al disolverse en el agua. A los que se disocian, se les llama electrolitos. 

Desmineralizar un agua es lo mismo que disminuir la concentración de las sales disueltas en ella.

¿Por qué la mayoría de quienes estudian carreras relacionadas con la química tienen la idea de que beber agua desmineralizada es dañino?

A los estudiantes de dichas carreras, siempre se les ha advertido que no deben beber el agua desmineralizada que se utiliza en el laboratorio. Se les han dado diversas razones para no hacerlo: que causa diarrea; que roba minerales al cuerpo; que provoca acidez, hinchamiento celular…

Si se considera que el agua desmineralizada para uso en el laboratorio ha sido bastante más cara que el agua potable, la advertencia ha rendido frutos.

¿Cuándo aparecieron masivamente en el mercado las aguas embotelladas bajas en sales?

Durante muchos años se vendieron algunas marcas de agua embotellada que provenía de lluvia o deshielo. Por ser esta la fuente, su contenido de minerales era muy bajo. No obstante, su mercado no era grande y no llamaban mucho la atención.

En la década de los noventas del siglo XX, Coca, Pepsi y otras grandes empresas (como Grupo Danone) empezaron a vender agua embotellada, y el producto que ofrecieron fue agua baja en sales.

Dosificación de ozono con Venturi en línea de llenado de garrafones.

Figura 1. Imagen del proceso de llenado de garrafones.

¿Por qué estas empresas internacionales ofrecieron agua embotellada baja en sales?

Por ser empresas internacionales, había que estandarizar el sabor.

No es cierto que el agua es insabora. Dos aguas totalmente potables pueden diferir enormemente en sabor, y ello depende del tipo y la concentración de sales disueltas en cada una. 

En el caso de las grandes empresas mencionadas, lograron la estandarización del sabor mediante la disminución del contenido de sales disueltas en el agua. 

¿Qué tecnología utilizaron estas empresas para disminuir la concentración de sales disueltas en el agua?

Utilizaron ósmosis inversa, un proceso que apareció en 1953, y que se había mejorado mucho durante los últimos años.

Habrían podido desmineralizar el agua por destilación o por intercambio iónico, pero la ósmosis inversa había llegado a ser el método más competitivo económicamente.

Figura 2. Imagen de sistema de ósmosis inversa industrial.

¿Qué concentración de sales tenía el agua embotellada que ofrecieron?

La concentración de sales disueltas en el agua se mide por medio del parámetro llamado sólidos disueltos totales (SDT). Las primeras marcas que estas empresas ofrecieron en el mercado mexicano, tenían SDT de 70 mg/L. 

Un equipo de ósmosis inversa produce un agua osmotizada con SDT de alrededor de 10 mg/L. Por lo tanto, para lograr 70 mg/L, había que mezclar agua osmotizada con agua cruda (sin osmotizar) en las proporciones adecuadas (Nota: es común que el agua procedente de lagos, ríos y pozos tenga SDT de entre 100 y 400 mg/L).

¿Qué hicieron las embotelladoras más pequeñas?

Muy pronto, las embotelladoras de agua más pequeñas siguieron los mismos pasos que las grandes: decidieron osmotizar el agua. 

Lo hicieron, porque la población empezó a asociar el sabor de las aguas bajas en sales con la idea de que eran potables. Esto es erróneo, ya que un agua potable puede contender muy diversas concentraciones de SDT, pero era una realidad a la que era difícil oponerse.

¿Por qué muchas empresas disminuyeron aún más el contenido de sales en el agua embotellada?

Algunas de las empresas pequeñas, por desconocimiento, embotellaron el agua directamente obtenida del equipo de ósmosis, con SDT de entre 5 y 10 mg/L.

Si el agua baja en sales hubiese sido dañina, muchos de sus clientes habrían sufrido daños en la salud, pero no fue así. De hecho, algunas de las empresas internacionales empezaron a vender su agua embotellada con SDT igualmente bajos.

Considerando que un agua baja en sales no es dañina, ¿puede tener alguna ventaja o alguna propiedad que favorezca a la salud?

Así como hay quienes han afirmado que las aguas bajas en sales son dañinas, también hay quienes han afirmado que son fuente de beneficios. Por ejemplo, han dicho que hidratan mejor o que ayudan a desintoxicar. Esto tampoco es cierto.

La única ventaja que tiene un agua totalmente osmotizada, es que los compuestos o microorganismos que podrían ocasionar daños a la salud, no pasan por las membranas de ósmosis inversa.

Una empresa que no osmotiza la totalidad del agua que embotella (porque mezcla agua cruda con agua osmotizada para obtener un producto con un contenido de SDT no tan bajo) puede producir un agua perfectamente potable, pero tendrá un mayor reto en garantizar la ausencia de compuestos contaminantes o microorganismos en el agua cruda.

¿Por qué aparecen en internet tantas publicaciones que alertan sobre lo dañino del agua embotellada baja en sales?

Internet no es una plataforma que facilite o que garantice encontrar conocimientos científicos válidos. Cualquiera publica lo que sea y esto lo convierte en un campo de batalla de afirmaciones cuyo criterio no siempre es científico y ético.

Para tener acceso al conocimiento, hay que acudir a las fuentes adecuadas. Una de ellas está en las publicaciones científicas. Otra puede ser la opinión de las autoridades sanitarias. Y otra es el análisis de los hechos desde el sentido común o lo razonable.

¿Qué dicen las publicaciones científicas y las autoridades sanitarias respecto al consumo de aguas bajas en sales?

 

 

 

 

No faltan publicaciones científicas relacionadas con los efectos que puede tener en la salud el agua potable baja en sales, pero no ha habido contundencia a favor o en contra de este tipo de agua.

Tanto la comunidad científica como la médica coinciden en la importancia de la hidratación y en la importancia de la pureza del agua, pero no hay unanimidad en cuanto a los beneficios o perjuicios que pudiera ocasionar un agua baja en sales.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha señalado la importancia que tienen los minerales en la nutrición, pero menciona que no necesariamente deben proceder del agua que se bebe. 

Ni la OMS ni las autoridades sanitarias de los países más desarrollados (como la FDA de Estados Unidos) han emitido alertas o prohibiciones respecto al consumo de agua baja en sales. De todo esto, las normas de potabilidad no establecen límites mínimos para los SDT.

De hecho, actualmente se comercializan muchas marcas de equipos purificadores que se instalan en las cocinas o en los despachadores de agua para beber, que osmotizan la totalidad del agua que entregan.

¿Qué puede decir el sentido común respecto al agua baja en sales como bebida?

Un argumento indirecto (no tiene que ver con razones químicas ni fisiológicas) y de mucho peso, es que muchos grupos humanos beben agua que proviene exclusivamente de la lluvia o de deshielo. El contenido de SDT en el agua de estas fuentes es el mismo o incluso más bajo que el de un agua osmotizada. Estos grupos no presentan ni menor esperanza de vida ni alguna morbilidad o mortalidad que se haya asociado con el agua que beben.

Otro argumento que refuerza al anterior es que el agua baja en sales que se vende embotellada de manera masiva desde hace más de dos décadas, no ha sido causa de daño alguno que se haya registrado. Empresas como Coca y Pepsi cuentan con recursos sobrados para investigar lo que ofrecen y para no poner en riesgo a su empresa.

Algunos no darán valor a esta afirmación. Quizás señalarán que los refrescos que han vendido Coca y Pepsi han ocasionado daños a la salud. No obstante, este no puede considerarse un juicio definitivo. De hecho, en estricto sentido, los refrescos se consideran alimentos y han cumplido una misión como tal. El daño que han causado los refrescos radica en la cantidad que cada individuo consume. Tampoco puede culparse al azúcar refinada. Desde el punto de vista logístico, ha sido esencial en la vida urbana de las grandes ciudades. Sería complejo contar únicamente con harinas y azúcares no refinadas; fermentarían en un corto tiempo.

¿Qué puede decirse desde el punto de vista de la fisiología del equilibrio hídrico que ocurre en las células del cuerpo?

La mayoría de las membranas celulares son permeables al agua. Las fuerzas osmóticas impulsan al agua hacia el interior o el exterior de las células, para mantener el equilibrio osmótico. Aunque la composición del líquido intracelular es muy distinto al del líquido extracelular (que es el plasma o el líquido intersticial), ambos tienen la misma osmolalidad; es decir la misma concentración total de solutos, que es de alrededor de 9 gramos por litro.

Cuando la concentración de minerales de una solución es de 9 g/L se le llama isotónica. Cuando es mayor, se le llama hipertónica y cuando es menor, se denomina hipotónica.

Si el fluido extracelular es una solución hipotónica, las fuerzas osmóticas provocan que ingrese agua de la misma al interior de la célula, hasta que se igualan las concentraciones. Si el fluido extracelular fuese muy hipotónico, la cantidad de agua que ingresaría a la célula sería muy grande y la dañaría. No obstante, debemos recordar lo siguiente:

1. El agua potable es prácticamente tan hipotónica como un agua totalmente desmineralizada. Como se ha mencionado en párrafos anteriores, un agua de lluvia o deshielo tiene SDT de alrededor de 5 mg/L (casi cero). Y un agua de pozo con alta salinidad, tiene muy mal sabor; es difícil beberla cuando los SDT superan los 1000 mg/L. Esto significa que la concentración de sales disueltas en el agua potable está en el rango de 0 a 1 g/L. En todo el rango, el agua potable es muy hipotónica respecto a los líquidos corporales. Para efectos prácticos, un agua desmineralizada diluirá al plasma sanguíneo casi igual que el agua de mayor salinidad bebible.

2. Cuando una persona bebe agua, primero pasa por el estómago y se mezcla con los jugos gástricos. Después se absorbe a lo largo de los intestinos delgado y grueso, y se mezcla con el plasma sanguíneo. Cuando llega a las células, ya se encuentra en una concentración isotónica.

En otras palabras, (a) un agua potable baja en sales es prácticamente tan hipotónica como una alta en sales; y (b) ambas llegan a las células después de haberse mezclado con los jugos gástricos y con el plasma sanguíneo, en una concentración isotónica.

¿Un agua baja en sales puede ocasionar una aportación de minerales menor a la que requiere el cuerpo? ¿O puede ocasionar la falta de ciertos minerales en particular?

De acuerdo con lo mencionado en párrafos anteriores, mientras la alimentación sea adecuada, las comunidades que beben aguas muy bajas en sales no han mostrado deficiencia en algún mineral en particular.

Un análisis del contenido de minerales en los alimentos muestra que estos aportan una cantidad sustancialmente mayor que la que puede aportar el agua que bebe diariamente un ser humano.

Un agua desmineralizada es ávida en disolver compuestos; por esta avidez, absorbe dióxido de carbono (CO2) que se encuentra en el aire; y el CO2 forma ácido carbónico (H2CO3), que acidifica al agua. ¿Esta acidez puede ocasionar daños a la salud?

Un agua totalmente pura tiene un pH de 7.0. Al disolver el CO2 del aire, el pH puede disminuir a valores cercanos a 5.5. Este valor corresponde a un ácido débil. No se compara con la acidez del estómago, rico en un ácido fuerte, el clorhídrico (HCl), que provoca un pH de entre 1.0 y 3.0.

¿Qué puede concluirse?

Que beber agua baja en sales no causa daños a la salud.

 

Referencias bibliográficas:

World Health Organization, Nutrients in drinking water, Génova, 2005, https://www.who.int/water_sanitation_health/dwq/nutrientsindw.pdf

Gómez-Esteban, Pedro, Blog El Tamiz, Falacias – Es peligroso beber agua destilada, 2007, https://eltamiz.com/2007/09/23/falacias-es-peligroso-beber-agua-destilada/

Norma Oficial Mexicana NOM-127-SSA1-1995, Salud ambiental, agua para uso y consumo humano-Límites permisibles de calidad y tratamientos a que debe someterse el agua para su potabilización.

Norma Oficial Mexicana NOM-201-SSA1-2015, Productos y servicios, Agua y hielo para consumo humano, envasados y a granel. Especificaciones sanitarias.

Escríbanos:

Necesitas más información, escríbenos.

Algunos productos que te pueden interesar

Otros artículos: Cuál es el mejor purificador de agua para casa este 2021 

 

Llamar