was successfully added to your cart.

Lo bueno, lo malo y lo feo de los suavizadores

By 6 enero, 2015Blog
bueno-malo-y-el-feo-más-chico

El proceso de suavizar el agua consiste en quitarle principalmente calcio y magnesio. Esto se realiza mediante resinas intercambiadoras que retienen ambos cationes y los intercambian por sodio. El agua que se considera dura es la que contiene estos dos elementos en cantidades que tienen alguna afectación.

¿Qué es lo bueno de un suavizador?

Entre lo bueno de los suavizadores, está la prevención de incrustaciones en las tuberías de cobre y de PVC. Las incrustaciones en las tuberías ocasionan que el flujo del agua disminuya. Es posible desincrustar tuberías mediante la aplicación de ácidos, pero el proceso es complicado, difícil, costoso y puede provocar corrosión, perforaciones y posteriores fugas.

Otro beneficio de suavizar el agua es que se logra que los jabones y detergentes funcionen bien. Un agua dura no permite que estos materiales realicen su función adecuadamente, y hace necesario incrementar sustancialmente la cantidad necesaria de los mismos y del agua para lavar adecuadamente. Además de ello, la calidad del lavado es inferior a la que se logra con un agua que no es dura.

La suavización del agua también evita que la piel que se lava con ella quede reseca, y que el pelo y la ropa resulten ásperos.

¿Qué podría ser lo malo?

Lo malo en la implementación de un suavizador es que muchas de las veces se hace sin un análisis previo del agua, es necesario un especialista en química del agua para evitar problemas que pueden ser más graves que la solución que se busca. El problema más común que se provoca con un suavizador mal elegido es que el agua se vuelva corrosiva, o inadecuada para el riego de plantas (cuando un agua es muy dura, la suavización genera un alto contenido de sodio en el agua suavizada; y el sodio en exceso afecta a las plantas).

Algunas personas instalan un suavizador creyendo que este equipo resuelve todos los problemas que puede tener un agua: presencia de microorganismos o bacterias (instalar un suavizador para eliminar bacterias equivale a regalarles un viaje a Acapulco por unos días y traerlas de regreso), de contaminantes orgánicos o de minerales distintos al calcio y al magnesio.

En Carbotecnia ofrecemos de manera gratuita el análisis fisicoquímico necesario para saber si un agua debe suavizarse, así como la asesoría para evitar que el agua suavizada resulte corrosiva o dañina para las plantas. Por poner un ejemplo, la solución puede consistir en suavizar solo cierto porcentaje del agua a tratar, ejemplo: suavizar el 70% del agua y el 30% no para así obtener un agua equilibrada. Otro ejemplo es que puede requerirse la instalación de un tanque de calcita a la salida del suavizador para equilibrar el agua suavizada.

¿Qué sería lo feo de los suavizadores?

Lo feo de los suavizadores es que la resina de intercambio iónico se regenera con sal. Por lo tanto, hay que mantener lleno de sal el “tanque de salmuera” que se incluye en el suavizador. Esta sal es de grano pero no es la que se utiliza para consumo humano. La sal para consumo humano se vende yodatada y fluorada, y estos dos elementos son dañinos para la resina de intercambio iónico.

¿Cuándo sabes que necesitas un suavizador?

Como mencionamos anteriormente, un agua dura no permite que el jabón y los detergentes hagan espuma adecuadamente ni que laven bien; deja la piel seca, y el pelo y la ropa tiesos (buscar un sinónimo adecuado); incrusta apreciablemente las tuberías y deja una mancha blanca de incrustaciones por los lugares en los que escurre (fregadero, recipientes de vidrio, debajo de las tomas de agua, etc.).

El análisis fisicoquímico es la mejor manera de saber si el agua es dura, porque, además, nos dice qué tan dura es. De no contar con un análisis previo y la ayuda de un especialista del agua, no es posible saber la cantidad de sal que se necesita y cada cuanto se requiere poner en el tanque, así como elegir y programar el suavizador que es necesario.

Si las tuberías son de polipropileno, ¿se requiere suavizar el agua?

El polipropileno tiene la ventaja de que no se oxida. Por otro lado, las incrustaciones no se le adhieren con facilidad. El problema estaría en las conexiones metálicas, como son las llaves y las salidas de agua, y en los efectos del agua dura al jabón, los detergentes, el pelo y las prendas.

¿Hay manera de darme cuenta si mi agua es dura sin hacer el análisis?
Si, la única manera es observando lo que le pasa a las tuberías.