Filtros de discos

¿Qué es un filtro de discos?

Como todo filtro, es un equipo cuyo objetivo es retener sólidos suspendidos. Nació como una propuesta para filtrar agua de riego, y poco a poco encontró aplicaciones en todas las áreas que utilizan agua.

Puede decirse que partió de los filtros tipo canasta, en los que el medio filtrante es una malla metálica. En el proceso de innovación, este medio derivó en discos de plástico independientes que se aplican uno sobre otro.

Figura 1.

¿Cómo funciona un filtro de discos?

Los discos tienen forma de anillo. Al apilarse, dejan un hueco o canal central. Cada disco cuenta con ranuras que son más abiertas en el perímetro exterior, y más estrechas en el perímetro interior. La eficacia en el proceso de filtración no solo está en la abertura de estas ranuras, sino en su geometría, angulación, intersecciones, longitud y cantidad. El agua fluye del exterior hacia el canal central. Los sólidos van quedando en los canales: los más grandes quedan en la parte exterior y los más pequeños llegan a la parte más interior. Esto minimiza la frecuencia con la que será necesario limpiar los discos. De lo anterior, se deduce que se trata de un “filtro de profundidad”.

Figura 2.

Figura 3.

¿Cómo se clasifican los discos que forman el elemento filtrante de estos equipos?

Los discos se fabrican en diversos colores, y cada color corresponde a un abertura o grado de filtración distinta (Figura 1). Se producen discos con aberturas nominales que están entre 5  y 400 micras. La abertura nominal más utilizada ha sido la de 130 micras, que suele ser la adecuada para riego o para filtración de aguas superficiales.

¿Qué diámetros de conexión tiene un filtro de discos?

Los filtros de disco, dependiendo de su tamaño, tienen conexiones de entre 3/4″  y 2″. Sin embargo, se forman grupos de filtros conectados a un colector cuyo diámetro puede estar entre 6″ hasta 12″ pulgadas (Figura 4).

Figura 4.

¿Cómo se limpian los filtros de discos?

Se pueden limpiar manual o automáticamente. La limpieza manual requiere que una persona desmonte y realice el trabajo. Es adecuada para sistemas pequeños, en los que la concentración de sólidos que se van a retener es baja, y en los que el olvido de esta actividad, no es causa de un problema grave.

La limpieza automática consiste en un retrolavado que se lleva a cabo en un intervalo de tiempo, o cuando la caída de presión en el sistema de filtración alcanza un nivel determinado. En el proceso de retrolavado, el flujo se dirige en el sentido contrario al de filtración, y los discos se descompactan. De esta manera, se logra un buen grado de limpieza de los mismos.

En ciertos casos, puede ser necesaria una bomba que genere el flujo suficiente para lograr un retrolavado adecuado. También existe la posibilidad de retrolavar con asistencia de aire, cuando es importante disminuir al máximo el consumo de agua.

Los filtros de disco pueden retener varios tipos de sedimentos. Los menos deformables y que no se aglutinan entre sí, como es el caso de los arenosos, constituyen los casos más sencillos. Mientras los sólidos a retener son más deformables, el filtro se obstruye con mayor rapidez, y la limpieza se requiere con mayor frecuencia. t

¿Cuáles son las ventajas de utilizar filtros de discos?

Una ventaja de esta tecnológica es que utilizan menos agua que los filtros convencionales de lecho profundo, por lo que a mediano o largo plazo, la conveniencia económica en el ahorro del agua y en el tiempo requerido para retrolavar es mayor. Esto y un menor consumo de energía, son las principales aportaciones de estos equipos.

Aplicaciones más comunes para el filtrado de agua con filtros discos:

  • Filtración para efluentes de riego por goteo.
  • Filtración de agua de riego de aguas superficiales.
  • Sistemas de hidroponia.
  • Filtración industrial.
  • Filtración en potabilizadoras de agua.
  • Pre-tratamiento de sistemas suavización de agua u ósmosis inversa.
  • Recirculación de agua.
  • Torres de enfriamiento (parte del sistema de filtrado).
  • Sustituir filtros de arena, antracita o zeolita en el tratamiento de agua.

Necesitas más información, escríbenos.

Algunos productos que te pueden interesar