¿Necesitas información?

Cada año el día 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua y es organizado por la ONU-Agua desde 1993.

El motivo de la celebración de este día es mostrarle al mundo la importancia del acceso universal al agua limpia. Cada vez es más necesario hacer uso responsable del agua y crear consciencia de escasez del vital líquido.

La temática de este año de las Naciones Unidas es: “agua y saneamiento para todos” y nos propone la pregunta “¿Qué importancia tiene el agua para su hogar y su vida familiar, su sustento, sus prácticas culturales, su bienestar, su entorno local?

Objetivos principales.

La ONU busca que para el año 2030 se mejore:

  1. La calidad del agua mediante la reducción de la contaminación.
  2. Disminuir el vertimiento y reducir al mínimo las descargas de materiales químicos peligrosos al agua.
  3.  Reducir a la mitad el porcentaje de aguas residuales sin tratar.
  4.  Aumentar el reciclado y reutilización de en condiciones de seguridad a nivel mundial.

El agua residual se considera como un recurso potencial, y su reciclaje después de un tratamiento adecuado puede brindar beneficios económicos y financieros. 

Para poder reutilizar el agua, ésta debe ser tratada cuidadosamente a través de todo el ciclo: desde la extracción del agua dulce, pre-tratamiento, distribución, uso, recolección, post-tratamiento,  hasta cuando es regresada a la naturaleza, para que esté lista para ser extraída y comenzar el ciclo de nuevo.

Existen muchas soluciones y procesos de tratamiento que permiten que el agua residual pueda cumplir con la demanda de agua en las ciudades en crecimiento, apoyar la agricultura sustentable, mejorar la producción de energía, y el desarrollo industrial.

En ciudades de bajos recursos dentro de los países en desarrollo, una gran cantidad del agua residual se tira al desagüe sin tratamiento previo o con muy poco tratamiento.

Además del desecho humano y de los hogares, los hospitales urbanos, industrias y talleres automotrices comúnmente arrojan químicos altamente tóxicos hacia los drenajes.  Incluso en ciudades donde el agua residual se recolecta y se trata, la eficiencia del tratamiento puede variar acorde al sistema utilizado. Los métodos tradicionales de tratamiento de aguas residuales no remueven del agua ciertos contaminantes, los cuales afectan negativamente a las personas y al ecosistema.

Dentro de las industrias se han hecho esfuerzos donde la sociedad ha ejercido presión en los últimos años para que las industrias reduzcan sus aguas residuales y que se sometan a un tratamiento previo antes de ser desechadas.

 

Datos y cifras

  • Se prevé que en 2030 el mundo tendrá que enfrentarse a un déficit mundial del 40% de agua en un escenario climático en que todo sigue igual (2030 WRG, 2009).
  • La población mundial crece a un ritmo de unos 80 millones de personas al año (USCB, 2012).
  • Hay agua suficiente como para satisfacer las necesidades crecientes del mundo, pero no si no cambiamos radicalmente el modo en que se usa, se maneja y se comparte el agua.
  • El cambio climático incrementará los riesgos asociados con la disponibilidad de los recursos hídricos.
  • Las aguas subterráneas abastecen de agua potable por lo menos al 50% de la población mundial y representan el 43% de toda el agua utilizada para el riego (FAO, 2010).
  • A nivel mundial, 2.500 millones de personas dependen exclusivamente de los recursos de aguas subterráneas para satisfacer sus necesidades básicas diarias de agua (UNESCO,
    2012).
  • Se estima que el 20% de los acuíferos mundiales está siendo sobreexplotado, lo que va a tener graves consecuencias, como el hundimiento del suelo y la intrusión de agua salada (USGS, 2013).
  • Las pérdidas económicas debidas a los residuos peligros relacionados vertidos en el agua han aumentado considerablemente en la última década. Desde 1992, las inundaciones, sequías y tormentas han afectado a 4.200 millones de personas (el 95% de todas las personas afectadas por todos los desastres) y han ocasionado 1,3 billones de dólares estadounidenses de daños (el 63% de todos los daños) (UNISDR, 2012).
  • La disponibilidad de agua se enfrenta a las presiones de la contaminación. A nivel mundial, el número de lagos con floraciones de algas nocivas aumentará un 20% por lo menos hasta 2050.
  • A nivel regional, el límite de agua disponible para su extracción ha sido superado por una tercera parte  aproximadamente de la población, y aumentará hasta aproximadamente la mitad hacia el año 2030 (WWAP, 2012).
  • Desafíos como las crisis económicas, la escasez de alimentos y el cambio climático amenazan con socavar el progreso económico y social de los últimos años.

Situación actual del agua potable en México:

En la página de las naciones unidas podemos calcular el índice de calidad de agua por regiones, a continuación te presentamos los datos de México:

Si te interesa consultar más información visita: https://sdg6data.org/country-or-area/M%C3%A9xico

La escasez de agua comenzará en mayor escala en el 2030, estamos cerca de que todo comience, pero aún podemos ahorrar, reutilizar y purificar el agua de nuestros negocios y empresas, además de fomentar el reciclaje en nuestra vida diaria. El cambio es importante para todos.

¡Hagamos un cambio y aprendamos a cuidar el agua!

 

Referencias:

UNESCO. (2015). AGUA PARA UN MUNDO SOSTENIBLE. 18/03/2021, de UNESCO Sitio web: http://www.unesco.org/new/fileadmin/MULTIMEDIA/HQ/SC/images/WWDR2015Facts_Figures_SPA_web.pdf

Llamar