Nuestra historia

Nuestra historia inicia en Guadalajara, Jalisco, en 1987, con la instalación de la primera planta de activación de carbón a partir de concha de coco en Norteamérica. Cuando Carbotecnia se constituye en 2003, ya exportábamos a Europa y Sudamérica, y fabricábamos carbones activados especiales, como: bacteriostáticos, de superficie modificada,  ingeribles y ultrapuros.

Después de la filtración (retención de sólidos presentes en un fluido), la adsorción en carbón activado es la segunda operación de purificación de fluidos más usada por el ser humano, por lo que la empresa fue investigando, desarrollando y ofreciendo ingeniería para estos fines.

La aplicación más frecuente del carbón activado es la purificación de agua, por lo que en 2004 incursionamos en el ramo de la ingeniería y venta de plantas, equipos e insumos para la potabilización y la producción de agua de procesos. Estos últimos son los que requieren parámetros particulares, como en industrias química, agropecuaria, farmacéutica y de semiconductores, entre otras.

Desde su origen, la estrategia de la empresa consistió en brindar el mejor soporte técnico posible y la capacitación técnica de nuestros clientes, para buscar con ellos, y de manera corresponsable, la solución de sus problemas o el logro de sus metas en materia de purificación.


Aunado a lo anterior, a partir de 2006 hemos buscado formar una verdadera empresa socialmente responsable. Esto, no sólo por darle valor agregado y por hacerla un ámbito de plenitud para quienes se relacionan con ella (el propio personal, proveedores, clientes y la comunidad que la rodea), sino como parte esencial de una estrategia de competitividad y permanencia.

 

Misión

 

Fabricar o comercializar toda la gama de carbones activados que se aplican usualmente; comercializar equipos e insumos para purificar y abastecer agua potable y de procesos; nuestro principal valor agregado será la honestidad y un soporte técnico de calidad.

 

Filosofía Y Valores

 

       La empresa somos las personas que la conformamos. Buscar lo mejor para la misma es buscar lo mejor para quienes somos parte de ella.

       Trabajaremos en comunidad integrada y en un ámbito que favorezca la plenitud humana.

       Es tan importante el cliente como el proveedor, el colaborador, el vecino, el competidor, el socio y la comunidad en general.

       Los compañeros de trabajo menos favorecidos en el plano socioeconómico deben estar mejor de manera paulatina: debemos disminuir la brecha entre estos y los mejor posicionados, pero no solo en el tema de los sueldos.  Lo haremos sin paternalismo y de manera corresponsable; mediante la capacitación, el desarro de capacidades y la tecnificación de su trabajo.

       En la empresa, el ejercicio de la autoridad estará directamente relacionado con el servicio a los demás.

       Para tomar decisiones, debemos usar la razón, y no sólo la inspiración o la intuición.

       Estamos plenamente convencidos de lo esencial que resulta para la vida empresarial: la ética, la verdad, la honestidad, el respeto mutuo, la puntualidad, la comunicación asertiva, el trabajo en equipo, la seguridad como condición para toda actividad, el sentido de responsabilidad, el orden, la limpieza y la capacitación continua.